Salir a correr en invierno: Consejos que te harán sentir más cómodo

Correr en invierno

Sabemos que salir a correr en invierno puede ser un poco molesto. Ya sabes: hace frío, el trabajo te deja agotado, las tareas de la casa… Aún así, cada vez es más frecuente ver a gente correr cuando hace frío, salir a correr con lluvia o incluso con viento. Y eso es porque, aparte de que el clima frío es la mejor opción para practicar cualquier deporte, la cantidad de avances tecnológicos en la ropa y en los accesorios se ha ido mejorando con el paso del tiempo.

En SIXS queremos darte algunos consejos y te sacaremos de dudas. Seguro que alguna vez te has planteado dudas como: ¿Qué camiseta de invierno de running tengo que utilizar? ¿Cómo hago para que no se me enfríe el pecho cuando paro? ¿Por qué se me agarrotan los músculos? Para que en la estación más fría del año no pierdas las ganas de practicar running, para que no te quedes en tu casa viendo la televisión, te daremos algunas recomendaciones personales y otras relacionadas con tu outfit, como la mejor ropa para salir a correr. ¡Comenzamos!

Motivación para correr

La clave más importante para levantarte del sofá, salir a la calle y correr con frío es motivarse para el running ¿Cómo lo hago? Puedes buscar alguna meta relacionada con el running. Tienes muchos ejemplos, pero siempre es mejor buscar en tu interior: ¿Qué te motiva a largo plazo? ¿Qué recompensa te motiva? Te ponemos un ejemplo: “Quiero correr la próxima maratón de mi ciudad” o “Quiero llegar a correr 10km en 45 min” ¡Ponte una meta! Si tu objetivo es solo salir de casa para moverte y no ser sedentario, puedes pedir a un amigo o familiar que te acompañe para que no te aburras mientras lo practicas y sea más ameno, y si ninguno de tus conocidos quiere correr, siempre puedes buscar un grupo de “runners” que salgan todos los días a correr. ¡Busca tu motivación y comienza!

Ropa de running para invierno

¿Ya estás motivado? Perfecto. Vamos a aconsejarte que ropa es adecuada para correr en invierno para que tengas una salida cómoda sin molestias a la hora de realizar el deporte.

Si estás pensando en utilizar poca ropa y manga corta porque crees que vas a estar mejor, es un error. Lo más seguro es que pierdas mucho calor corporal y lo único que ganes sea un resfriado. Por otro lado, utilizar muchas capas de ropa con manga larga por temor a pasar frío es otro error de principiante: Tu sensación al llevar un rato corriendo sera de agobio, y querrás empezar a quitarte capas.

La ropa para correr en invierno esencial que deberías tener al realizar cualquier deporte en invierno -como verás en muchos corredores- es la ropa térmica o técnica. Este tipo de prenda va a hacer que se mantenga el calor corporal y expulsen el sudor sin tener ningún momento la sensación de estar empapado. ¿Tengo que utilizar todo térmico? Te aconsejamos que la primera capa del tronco y la parte de las piernas y pies siempre sea ropa térmica y transpirable. Haciendo contacto con la piel, vas a aprovechar las ventajas que supone ponértela. Por un lado, te sentirás seco, porque todo el sudor se transfiere al exterior de la prenda y, por otro, el calor que el propio cuerpo genera se conserva, no dejando además que el frío del exterior penetre. Por supuesto, también tendrás que elegir unas buenas zapatillas que sirvan para que luego no tengas dolencias en las rodillas o espalda.

¿Qué hacen especial este tipo de prendas? Que evitan utilizar el algodón, un material que retiene la transpiración durante la práctica del deporte. En su lugar utilizan el poliéster, que es mucho más transpirable.

A lo mejor aparte de hacer frío, está lloviendo. ¡Qué no te desmotive! Ponte una chaqueta impermeable deportiva, evita las camisetas de algodón y sal a la calle, ya verás que reconfortante es correr lloviendo siempre y cuando vayas bien abrigado e iluminado.

correr con frioVestirse por capas para evitar el frío

Lógicamente, el sistema a capas depende del nivel de temperatura que te vayas a enfrentar. Seguramente estás pensando que cuanto más frío haga, más capas debes llevar, pero es un error. A la hora de correr en invierno, generalmente utilizamos un sistema de tres capas, o de dos, si el clima es frío pero sin ser extremo.

La primera de ellas siempre es la que está en contacto con la piel. Ahí debemos priorizar en una prenda de las que llamamos técnicas, que suelen ser aquellas que son transpirables. La función de este tipo de ropa deportiva es expulsar el sudor que genera el cuerpo hacia el exterior de la prenda. De esta manera, el cuerpo siempre se mantiene seco. De lo contrario, el frío exterior enfriaría el sudor sobre la piel y tendríamos mucho frío.

Después de ponerte tu camiseta técnica, ponerte encima una chaqueta térmica es crucial durante el invierno. Esa chaqueta es la que conserva el calor corporal. Su tejido crear una barrera que impide que la temperatura exterior penetre en el cuerpo y que el calor corporal se conserve dentro. ¡Ya lo tenemos! Estamos secos y estamos calientes. A ser posible, es interesante que esa chaqueta tenga cremallera. De esta manera, si tienes sensación de calor, puedes desabrocharla. Además, viene bien que tenga bolsillos para guardar guantes, gorro, etc.

¿Un ejemplo? Supongamos que estamos pensando qué primera capa ponernos. Cualquier camiseta o malla térmica larga de la gama Carbón UnderWear Warm sería perfecta. ¿Por qué? Porque esta gama es súper-transpirable y está pensada para los deportes que se practiquen al aire libre en temperaturas frías. Puestas directamente debajo de cualquier capa o sola y en contacto con la piel, mantienen la piel seca y no teniendo en ningún momento la sensación de mojado o frío en nuestro cuerpo.

¿Qué pasa si quiero correr en un lugar de frío extremo con temperaturas muy bajas? ¡No hay problema! Entonces pasaríamos a la Lana Merino Running, que sirve como primera capa o como capa intermedia porque es transpirable como termorregulable, pudiendo llevarla debajo de nuestra prenda térmica. Su tejido está fabricado en su interior de polipropileno para evitar la acumulación de sudor, y aportan un confort máximo, siendo una prenda muy útil como ya decimos, para caso de temperatura extremas. Además, la capa exterior está diseñada de lana merina, un material inigualable como barrera contra el frío extremo.

Otro consejo con el sistema a capas sería que protegieras tus zonas más sensibles y expuestas del cuerpo, como las manos o las orejas. Recuerda llevar guantes, gorro u orejeras, ya que son ideales para proteger esas zonas del cuerpo que tardan más en calentarse.

Visibilidad en corredores

Los más seguro es que empieces a correr cuando se esté poniendo el sol o ya entrada la noche. ¿Sabes por qué es común encontrar ropa deportiva de colores muy vivos, generalmente de flúor? Porque facilitan la visibilidad para con los demás. No es que sea recomendable, sino casi obligatorio que lleves prendas coloridas o visibles de colores vivos como, por ejemplo, nuestra camiseta con cuello alto 4 seasons. Así, las demás personas te verán corriendo, sobre todo, si realizas deporte cerca de una carretera transitada por coches. Es mejor quitarse preocupaciones o sustos innecesarios, así que ¡bien colorido!

Calentar antes de correr

Nada más salir a la calle, es normal que tengas frío y tardes un poco en entrar en calor, por lo que recomendamos que antes de salir de casa calientes un poco ¿Cómo? Empieza a moviendo los brazos, da unos saltos pequeños para calentar la piernas, estira un poco y, si tienes escaleras, súbelas y bájalas un par de veces para entrar en calor y evitar posibles lesiones o molestias cuando empieces o termines de correr. Recuerda que nuestro cuerpo necesita calentar antes de empezar.

Si quedas con alguien en algún sitio para correr, no le esperes en la calle. Hazlo en el coche o, si has quedado cerca de casa, quédate ahí hasta que venga. De lo contrario, te quedarás frío y te arriesgarás a coger un resfriado.

Correr con viento

Bueno ya tienes todo preparado para empezar a correr. Cuando salgas a correr, te recomendamos que, si hay viento, vayas en contra de él y, cuando vayas a terminar y estés más cansado, que te pegue en la espalda para que no te cueste tanto la vuelta a casa. Además, no empieces rápido. En invierno se trata de aguantar lo máximo posible sin paradas para no entrar en frío. Si tienes pensado hacer sprints, intenta hacerlos en la máxima hora de sol posible, para evitar congelarte en la parada.

Cuando termines de correr y llegues a casa, no olvides cambiarte rápido. El cuerpo pierde el calor enseguida y puedes contraer un resfriado. Tenemos que evitar que la temperatura corporal baje. Para hacerlo también puedes beber mucha agua para hidratarte, o una bebida isotónica para recuperarte. Y, sobre todo, date una buena ducha caliente. ¡Seguro que la necesitas!

¡Y eso es todo!

Ya sabes qué ropa running de invierno necesitas, y que tienes que hacer antes, durante y al terminar la salida, por lo que ya no tienes excusas para que en invierno cuando quieras salir a hacer footing no lo hagas o te dé pereza. Cuando mires por la ventana, estés en ropa interior y pienses que hace mucho frío, solo piensa: ¡A correr! Ya tienes todo preparado para salir a correr a bajas temperaturas. Y recuerda, siempre vas a encontrar todo el equipamiento running de invierno en nuestra tienda ¡échale un vistazo!

Deja un comentario